Reglas del Juego internacional

Las damas es un juego para dos personas en un tablero de 100 casillas de 10x10 celdas. La casilla de la izquierda tiene que tener el color negro.

Cada jugador dispone de 20 piezas de un mismo color (uno blanco y otro negro) que al principio de la partida se encuentran en las casillas negras de las tres filas más próximas a él. El objetivo del juego de damas es capturar las fichas del oponente o acorralarlas para que los únicos movimientos que puedan realizar sean los que lleven a su captura.

Se juega por turnos alternos. Empieza a jugar quien tiene las fichas blancas. En su turno cada jugador mueve una pieza propia.

Las piezas se mueven (cuando no comen) una posición adelante (nunca hacia atrás) en diagonal a la derecha o a la izquierda, a una posición adyacente vacía.

Aunque las fichas sólo pueden moverse hacia adelante, para realizar una captura les está permitido retroceder. La dama puede viajar cualquier distancia a lo largo de casillas vacías para efectuar una captura, aterrizando en el escaque vacío existente después de la ficha capturada. Si es de su conveniencia, puede aterrizar más allá y realizar una nueva captura, e incluso doblar la esquina para hacerlo. Si una ficha aterriza en la última fila de su adversario durante una captura, puede saltar hacia otra casilla para realizar otra captura. Al haber abandonado el escaque, no será coronada dama.

Final de partida

Una partida de damas finaliza cuando estamos en una de estas 2 situaciones:
- Pierde quien se queda sin piezas en el tablero.
- Si cuando llega el turno de un jugador no puede mover, puesto que todas las piezas que le restan en juego están bloqueadas.
La partida también puede terminar en tablas si ambos jugadores quedan con un número igual y muy reducido de piezas, tal que por muchos movimientos que se hagan no se resolvería la partida.

Reglas del Damas estándar US

Las damas es un juego para dos personas en un tablero de 64 casillas de 8x8 celdas. La casilla de la izquierda tiene que tener el color negro.

Cada jugador dispone de 12 piezas de un mismo color (uno blanco y otro negro) que al principio de la partida se encuentran en las casillas negras de las tres filas más próximas a él. El objetivo del juego de damas es capturar las fichas del oponente o acorralarlas para que los únicos movimientos que puedan realizar sean los que lleven a su captura.

Se juega por turnos alternos. Empieza a jugar quien tiene las fichas oscuras(negras). En su turno cada jugador mueve una pieza propia.

Las piezas se mueven una posición adelante (nunca hacia atrás) en diagonal a la derecha o a la izquierda, a una posición adyacente vacía.

Las damas se mueven como una pieza normal, esto es, un cuadro en diagonal, tanto hacia adelante como hacia atráas.

Final de partida

Una partida de damas finaliza cuando estamos en una de estas 2 situaciones:
- Pierde quien se queda sin piezas sobre el tablero.
- Si cuando llega el turno de un jugador no puede mover, puesto que todas las piezas que le restan en juego están bloqueadas.
La partida también puede terminar en tablas si ambos jugadores quedan con un número igual y muy reducido de piezas, tal que por muchos movimientos que se hagan no se resolvería la partida.